Mecánica de la cuarta edición de ‘La Voz España’

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Durante las cuatro ediciones que emite Telecinco el talent show ‘La Voz’ en España, el programa ha sufrido cambios en su dinámica. Pequeños cambios para los más asiduos del programa pero grandes para los que son seguidores intermitentes del mismo. Por eso es bueno aclarar cuál será la mecánica de ‘La Voz’ en esta cuarta edición.

Primera fase: Audiciones a ciegas

Las audiciones a ciegas son una característica única en ‘La Voz’. En esta fase, los cuatro coaches de la cuarta edición, Alejandro Sanz, Malú, Manuel Carrasco y Melendi, presidirán las audiciones desde unos sillones provistos de un pulsador rojo. Cuando escuchen “la voz” que quieran que forme parte del equipo que capitanearán en la segunda fase, podrán pulsarlo provocando que el sillón gire 180ª y dando la bienvenida al concursante a su equipo, siempre y cuando sea solo un coach el que lo pulse. Por el contrario, si ninguno de los coaches pulsa el botón rojo, el concursante se quedará fuera de ‘La Voz’ pero si más de un coach lo hace, el concursante podrá decantarse por un coach u otro tras escuchar por parte de éstos sus argumentos para que se una a su equipo.

En esta fase, los concursantes de la cuarta edición de ‘La Voz’, tendrán minuto y medio, 90 segundos de reloj, para interpretar un tema, el que ellos decidan. Un tema con el que sean capaces de demostrar su aptitudes vocales para que los coaches puedan decidir con mayor juicio si girarse o no.

En total cada coach podrá elegir a 16 concursantes, un total de 64 entre los cuatro, que en la segunda fase, Las Batallas, tendrán que enfrentarse entre sí para pasar a la siguiente ronda.

En esta edición se recupera, El telón. En algunas de las actuaciones de ‘La Voz’, la organización desplegará un gigantesco telón para que los espectadores, en plató y desde sus casas, puedan escuchar la voz de los concursantes sin poder ver su aspecto físico. Tendrán la misma percepción que los coaches, ya que hasta que éstos no decidan a qué equipo van, no se levantará el telón.

Segunda fase: Las batallas

Con los cuatro equipos formados, es el momento de la segunda fase. Los concursantes serán asesorados técnica y artísticamente por sus capitanes y los asesores de estos. Además comienzan las batallas entre los integrantes del mismo equipo.

De dos en dos tendrán que pasar por el “ring de La Voz” donde tendrán que enfrentarse entre ellos interpretando el mismo tema, tema que será propuesto por los coaches. Tras la actuación de ambos, los coaches, asesorados por sus ayudantes, tendrán que decidir a cuál de ellos descartarán.

Además los coaches podrán robar participantes de otros equipo, pulsando el botón rojo, pero solo con artistas que hayan sido previamente descartados por los coaches. Un máximo de dos robos podrán realizar por capitán. Lo que finalizaría la fase con 10 concursantes por equipo. Al finalizar esta parte, cada uno de los coaches elegirán a tres concursantes que pasarán directamente a la tercera fase: Los directos. Mientras que los siete restantes por equipo tendrán que enfrentar entre ellos, en el Último Asalto. De los siete que se enfrenten por equipo en el último asalto, cada coach tendrá que elegir a otros tres.

Tercera fase: Directos

De los 100 concursantes que comenzarían en las audiciones a ciegas, al finalizar las dos primeras fases, solo habrán sobrevivido un total de 24 participantes, seis por equipo que tendrán que interpretar en directo diferentes temas en solitario, junto a sus coaches o con algún artista invitado. En los primeros programas, la audiencia desde sus casas y los coaches decidirán quiénes siguen en el programa hasta que cada uno de los coach se quede con un candidato para la victoria final. Aquí finalizará la labor de los coaches ya que el ganador lo decidirá únicamente la audiencia mediante sus votos, una victoria que supone la firma de un contrato discográfico con Universal Music.