Noticias

Los integrantes del equipo de Pablo López y Miriam Rodríguez de ‘La Voz 2019’

Pablo López es hasta la fecha el coach con mayor capacidad de seducción de la edición ya que en solo dos audiciones a ciegas ha sido capaz de sumar a su equipo cuatro grandes voces.

En las primeras audiciones a ciegas de ‘La Voz 2019’, el compositor y cantante malagueño se hacía con los servicios de Palomy López y Keila García.

La voz de Palomy López era deseada por otros dos coaches más, Luis Fonsi y Antonio Orozco, pero Palomy, que interpretaba ‘Ángel Caído’, tenía muy claro con quien se iba a ir.



La siguiente en formar parte del TeamLopez era la tarraconense Keila García. La polifacética joven debutaba con ‘Lost on you’ al chelo y lograba el primer pleno de la edición. Los cuatro coaches intentaban sumarla a sus equipos pero era Pablo López quien se salía con la suya, quizás gracias a esta frase: “Tengo un mal día pero me lo has arreglado, si tienes un mal día quizás te lo puedo arreglar.”

Segunda jornada de audiciones a ciegas y Pablo López volvía a quemar sus naves en ‘La Voz 2019’ para fichar las voces de Javier Erro y María Portillo.

El pamplonica Javier Erro era el primero en anunciar que sería parte del equipo de Pablo López. Javier, que ya había participado en ‘La Voz Kids 2’, interpretaba ‘A millon dreams’ ha seguido formándose. Ocho años en el conservatorio, tocar el piano, el ukelele y la percusión hablan por sí solos.

Paulina Rubio era la única que no sucumbía a los encantos de este joven de 18 años que ya es un gran artista.

La sevillana de 32 años, María Portillo era la última en fichar por el equipo de Pablo López. La cantaora de flamenco ha triunfado en el extranjero pero no es profeta en su tierra. ‘La Voz’ se presenta como el mejor escenario para darse a conocer.

Para lograr su propósito interpretaba ‘Volver’ y tres de cuatro coaches se giraban. El único en no hacerlo era Orozco.

Pablo López repitió en las terceras audiciones a ciegas como el coach más activo al hacerse con la voz de Beatriz Pérez y Andrés Iwasaki.

Beatriz Pérez, que interpretaba ‘Nada es para siempre’ de Luis Fonsi, soñaba con irse al equipo del puertorriqueño pero Antonio Orozco se cruzó en su camino al bloquearle y lo pagó caro ya que por ese motivo se fue al equipo de López.

Andrés Iwasaki que interpretaba ‘Is this love’ de Marley al piano lograba pleno de coaches y le dejaba al joven artista decidir con quien quería irse. Él lo tenía claro y era el nombre de Pablo López el que pronunciaba.